Últimos temas
» DESCARGAS OBLIGATORIAS DEL SERVIDOR
Dom Ago 28, 2016 1:31 am por DM Zeus

» ahora me ves.... ahora no me ves! Y_Y
Sáb Jun 18, 2016 10:56 am por Mistral_Vidar

» [Guiada] Nueva Dungeon. La torre del Bosque Oscuro
Sáb Abr 30, 2016 5:43 pm por Nietavikinga

» Vuelvo a estar por aquí!
Miér Abr 27, 2016 9:16 am por WOTW

» he vuelto.
Miér Abr 27, 2016 9:14 am por WOTW

» Trotamundos
Dom Abr 17, 2016 1:27 pm por Mistral_Vidar

» El Reino de Lanthor
Dom Abr 10, 2016 4:18 am por The White Wolf

» Senderos grises
Lun Abr 04, 2016 9:14 pm por Arcadios

» [Evento] Torneo del Alcázar del Siniestro
Sáb Mar 19, 2016 1:17 am por The White Wolf

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Wesker Donovan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wesker Donovan

Mensaje por Milosh Black el Mar Dic 29, 2015 5:03 pm

Nombre: Wesker
Apellido: Donovan
Sexo: Hombre
Raza: Humano
Edad: 23
Lugar de origen: (En cuanto haya mas informacion del mundo, se le buscara un lugar)

Descripción física: Es un joven que llega al 1,80 cm de altura, con una melena oscura que le llega hasta los hombros, tiene unos ojos grises que llaman la atención para todo aquel que se fije en ellos, siempre suele llevar una perilla bien recortada y no es nada raro verlo sonreír, con un cuerpo robusto y bien entrenado debido al peculiar entrenamiento con su arma.
 
Descripción psicológica: De carácter amable y educado, se toma muy en serio sus deberes hacia Fao, pese a la imponente aspecto que usa debido a su fe, es un hombre dado a bromear pues para el, la muerte es solo un paso mas en la vida y no la ve incompatible con la diversión. Cree que todo el mundo debe tener derecho a un entierro digo, pues aparte de evitar posibles enfermedades y dificultar la tarea a los nigromantes, piensa que Fao es en última instancia el que debe juzgar a cada persona una vez ha muerto.


Historia:



El ambiente en la pequeña posada estaba cargado, el humo del tabaco de pipa se mezclaba con los olores a comida, leña quemada, sudor rancio y licores baratos, en un rincón, intentando ignorar el ruido que hacían los parroquianos conversaban dos figuras.

Un hombre mayor, ojeroso y cojo de una pierna miraba a la persona embozada mientras escuchaba sin muchas ganas lo que le preguntaba, tras un momento, respondió.

“¿Así que quieres saber sobre Donovan he? Pos ese ya esta criando malvas desde hace unos añitos… Ah, te refieres al muchacho”.-El anciano se dio cuenta de su equivocación ante la mirada de aquel hombre, fría como el hielo.

“Pos, el muchacho, Wesker quiero decir, nació en este pueblucho, no es gran cosa, pero aquí se vive bien y hay buenas mozas, la mayoría gordas lo cual indica que no falta de comer” .-El viejo comenzó a reír el solo ante su propia gracia, cosa que no parecía compartir su interlocutor.

“Ah, ejem, vale, vale, ¿que estaba diciendo? Ah sí, el muchacho, pues se crio aquí en el caserón ese medio en ruinas que hay, la compro su padre hace muchos años, un mago llamado Lukas Donovan, al parecer había sio un gran mago y trabajo pá alguno nobles, pero se canso, o lo echaron a patás y se vino a vivir aquí con la parienta, esa mujer si era guapa, era alta y de pelo oscuro como ala de cuervo y pálida como el hueso, además tenía una buenas …” .–El anciano hizo una sonrisa lasciva mientras hacía dos grandes circunferencias sobre su torso con ambas manos, pero se detuvo cuando el hombre encapuchado le dijo que continuara, de no muy buenas maneras.

“Ahm, bien, el muchacho era travieso, como cualquier otro pillastre de su edad, aunque era algo raro, se paseaba por el cementerio y limpiaba las lapidas que nadie cuidaba, una vez la señora Juana le pregunto qué a que venía eso y él le contesto que alguien debía de hacerlo”

-El anciano hizo una mueca y dio trago a su cerveza aguada. “Ahhh, sabe a meado de burra, y es la mejor cerveza de por aquí” .–El viejo se centro de nuevo y continuo. “Pos aparte de eso, el muchacho tenía una vida normal, amigos con lo que jugar y viejales a los que molestar, asin fue hasta que … en la primavera de hace unos veinte años,  la madre del crio la espicho, dijeron que era por no sé qué enfermedad rara, el mago lo paso mú mal, pero el muchacho en cambio parecía más entero, incluso cuando vino el enterrador, Sten, que es un clérigos d’sesos del dios ese de los muertos, no se inmuto, y eso que ese hombre aterroriza hasta hombres curtidos, como el Eustaquio, que se meo encima una vez que se lo encontró de noche y lo confundió con la parca” .– El anciano se echo a reír de nuevo y no paró hasta que el encapuchado golpeo la mesa con un puño, lo suficientemente fuerte como para los parroquianos más cercanos miraran hacia ellos con curiosidad pasajera.

-El viejo, al que se le había cortado la risa de golpe, miro al embozado y trago saliva, después continuo.
“Po …pos, tras eso el mago se volvió chalado del tó y comenzó a decir cosas raras por el pueblo y tras una temporada se encerró en su caserón, solo salía el muchacho, Wesker, a comprar las viandas y demás, no paso ná raro hasta que una noche se escucharon gritos que venían del caserón algunos vecinos salieron a ver qué pasaba, y pensando que algún ladrón se habría colao en la casa del mago, fueron p’alli a ayudar, pero lo que se encontraron fue horrible” .–El anciano se puso algo pálido y bebió de su cerveza hasta casi acabarla, titubeo en continuar, pero cuando vio la mirada del hombre, se dio cuenta de que lo más prudente era seguir hablando.

“Lo … lo que contaron los que estuvieron allí fue que el muchacho había matao a su padre, le había atravesao el pecho con una guadaña, pero lo horripilante, fue que la madre del muchacho estaba allí y se paseaba cerca del mago, aunque de golpe, cayó al suelo y no se movió mas”.-Ante la dura mirada del hombre encapuchado, tuvo sudores fríos e intento explicarse mejor.

“Yo … no estaba allí, pero si vi el cuerpo de la mujer, estaba descompuesta y hedía como ella sola, taba claro que alguien la había sacado de la tumba, los vecinos que dijeron que vieron que se movía tuvieron pesadillas durante meses, tras … tras eso …” .–El anciano carraspeo e intento aclarar sus ideas para que su compañero de mesa se fuera cuanto antes, pues cada vez le ponía más nervioso.

“Lo llevamos a la casa del alcalde, ya que no sabíamos qué hacer con él, el muchacho había matao a su padre, pero algo raro había pasao, mientras discutíamos si dejarle en el pueblo o llamar a la guardia de la ciudad, entro el enterrador por la puerta, si … Sten, el clérigo ese, y dijo que el se haría cargo del muchacho si así el lo quería, el crio acepto sin más y le acompaño, nosotros le dejamos hacer, ya que nadie se atrevió a decir ná … lo más raro fue que se llevo la guadaña, ni ropa, no comida ni ná, solo eso”

.–El viejo carraspeo y continuo.”Aun recuerdo la última vez que vi a ese crio, arrastrando la guadaña mientras andaba lentamente, pero en lo que más me fije, fueron sus ojos, tenía los ojos grises, sin brillo, como los de un muerto” .-El viejo trago saliva de nuevo y miro al embozado, tras lo cual añadió.

“No se mas sobre él, nadie volvió a verlo más, ¿Por qué te interesa tanto ese muchacho? Eso paso hace muchos años ya, mú pocos lo recordamos o queremos hacerlo siquiera”

-El encapuchado no contesto, solo se levanto, y le dio la espalda al anciano, el cual, se quedo con la boca abierta viendo como el hombre se marchaba por la puerta de la taberna, miro a los demás clientes de la posada buscando si alguien mas había visto lo que él, al ver que la gente seguía a sus cosas, lo relaciono con la bebida aguada de Mariano e intento calmarse, pero algo en su interior se negaba a ello.




-Al día siguiente, un clérigo del Siniestro apareció en el pueblo, había que oficiar un entierro, pues en la ultima noche, un anciano habia comenzado su ultimo viaje.

Milosh Black

Mensajes : 40
Fecha de inscripción : 06/11/2015
Edad : 31
Localización : Valencia, España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.