Últimos temas
» DESCARGAS OBLIGATORIAS DEL SERVIDOR
Dom Ago 28, 2016 1:31 am por DM Zeus

» ahora me ves.... ahora no me ves! Y_Y
Sáb Jun 18, 2016 10:56 am por Mistral_Vidar

» [Guiada] Nueva Dungeon. La torre del Bosque Oscuro
Sáb Abr 30, 2016 5:43 pm por Nietavikinga

» Vuelvo a estar por aquí!
Miér Abr 27, 2016 9:16 am por WOTW

» he vuelto.
Miér Abr 27, 2016 9:14 am por WOTW

» Trotamundos
Dom Abr 17, 2016 1:27 pm por Mistral_Vidar

» El Reino de Lanthor
Dom Abr 10, 2016 4:18 am por The White Wolf

» Senderos grises
Lun Abr 04, 2016 9:14 pm por Arcadios

» [Evento] Torneo del Alcázar del Siniestro
Sáb Mar 19, 2016 1:17 am por The White Wolf

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Violetta de Azura

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Violetta de Azura

Mensaje por Abhorash el Mar Ene 05, 2016 5:02 pm

Nombre: Violetta

Clase: Monje 10

Raza: Humana

Deidad: Azura

Atributos:
-Fuerza: 12
-Destreza: 18
-Constitución: 14
-Inteligencia: 10
-Sabiduría: 14
-Carisma: 10

Descripción física: Una muchacha que pasa la veintena de años, con un cuerpo atlético y equilibrado, en muy buena forma, con la altura de 1,71 y un peso de 65kg, de cabello corto pelirrojo y unos extraños ojos dorados.

Descripción psicológica: Se ve joven e idealista, de buen corazón, siempre dispuesta a ayudar o proteger a los demás. Cree en la redención de los malvados a los que buscará ayudar a encontrar la manera de que limpien su alma.

Historia:
El chico empujó a la cría al suelo que cayó de culo con la muñeca de trapo en sus manos, aferrándola. – ¡Dame la muñeca, tonta!- La niña se levantó pausada con la ropa llena de barro y le ofreció la muñeca con una sonrisa en la cara. – Ten, te la presto para jugar - El niño se la arrancó de las manos de un tirón y salió corriendo echándole la lengua. -¡Tonta!-


Los días pasaban en apariencia tranquilidad en la Villa Rost, los efectos de la guerra contra el Imperio Baranthor eran secundarios, con efecto muy lento, poco a poco escaseaban recursos, los fuertes se iban para combatir, los ancianos morían, los recursos escaseaban y los pocos que iban quedando, se marchaban a otro lugar en pos de poder ganarse la vida.

Su madre posó la mano sobre el cabello pelirojo de aquella niña tonta que ya había crecido hasta tener 17 años. – Vio, quédate con la sacerdotisa Luci mientras tu padre y yo estamos fuera, no será mucho tiempo. Ella te enseñará el camino de Azura, tu corazón es puro y jamás se corromperá, y por eso, tu padre y yo debemos irnos - La joven no entendía demasiado a su madre, aún así, la escuchó mirándola directamente a sus ojos, ojos que ambas compartían, tan dorados que parecían de oro líquido. Así el paladín de Tórim Rick y la monje de Azura Ana, fueron a la guerra a combatir al ejército tirano del Imperio Baranthor, aunque jamás regresaron.

Los años pasaron para la joven bajo la tutela de la sacerdotisa, que le enseñó en profundidad la fé de Azura así como a ayudarla en las tareas de sanación de los enfermos de la villa y multitud de soldados heridos que terminaban allí en el templo. Nunca perdió la esperanza de que regresaran a pesar de todos los que se iban marchando, jamás volvían. Poco a poco en la villa solo quedaron ellas dos, después de cinco años de espera. – Violetta, es hora de irnos de aquí, buscar donde podemos ayudar más ahora que la guerra acaba de finalizar – La sacerdotisa ya había preparado la ida pero la chica se negaba a abandonar el lugar – Maestra, he de esperar a mis padres, ellos volverán, lo sé – Después de una larga despedida, Luci la sacerdotisa partió sola al ver a la joven preparada para enfrentarse y aprender del mundo por si sola.

…Corrió hasta doblar la esquina de la una de las casas donde terminaba la villa y se asomó una última vez, para ver una gran cantidad de bandidos, que al parecer no la habías visto, empezar a adueñarse de la desértica villa, tirando abajo puertas y saqueando lo poco que quedaba en los hogares. Violetta entendió que sus padres no volverían a aquel lugar, sin tiempo para prepararse y tras meditar durante dos semanas desde la partida de su maestra, entendió que tenía que irse de aquel lugar. Fue entonces, después de recuperar el aliento cuando echó a correr, adentrándose en los bosques, dejando atrás todo lo que conocía y… vagó y vagó, perdida durante algo más de una semana, hasta que divisó una lejana villa con los faroles encendidos, con sus ropajes destrozados por el viaje y las fuerzas mermadas tras lo costoso que fue para ella sobrevivir en el bosque, se encaminó hacia la villa, Villa Blanca.

Abhorash

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 21/12/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.