Últimos temas
» DESCARGAS OBLIGATORIAS DEL SERVIDOR
Dom Ago 28, 2016 1:31 am por DM Zeus

» ahora me ves.... ahora no me ves! Y_Y
Sáb Jun 18, 2016 10:56 am por Mistral_Vidar

» [Guiada] Nueva Dungeon. La torre del Bosque Oscuro
Sáb Abr 30, 2016 5:43 pm por Nietavikinga

» Vuelvo a estar por aquí!
Miér Abr 27, 2016 9:16 am por WOTW

» he vuelto.
Miér Abr 27, 2016 9:14 am por WOTW

» Trotamundos
Dom Abr 17, 2016 1:27 pm por Mistral_Vidar

» El Reino de Lanthor
Dom Abr 10, 2016 4:18 am por The White Wolf

» Senderos grises
Lun Abr 04, 2016 9:14 pm por Arcadios

» [Evento] Torneo del Alcázar del Siniestro
Sáb Mar 19, 2016 1:17 am por The White Wolf

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Milenna---

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Milenna---

Mensaje por BlackBass el Miér Ene 06, 2016 4:42 am

Nombre: Milenna
Edad: Desconocida (aparenta alrededor de 22 años)
Lugar de Origen: Desconocido
Raza: Humana







 
Apariencia: Una mujer de complexión fuerte, medianamente alta y proporciones voluptuosas. De cabellera rubia, piel tostada y ojos verde claros. Sus facciones son dulces y aniñadas, casi siempre con una expresión que oscila entre el enojo y la picardía.
Puede resultar algo intimidante en un primer acercamiento, hasta que saca a relucir su sonrisa (es muy risueña). Cuando se enfada parece una persona totalmente diferente, adoptando movimientos bestiales y de fuerza desmedida.
 
Personalidad: Parece ser una persona bastante simple y fácil de tratar, con ánimo ligero y buen humor. Suele ser muy llevada a sus ideas, y como no le importa mucho que los demás no las compartan, las expresa sin tapujos. Muy rápidamente puede volverse agresiva si la situación no le agrada. Hace lo que le da la gana, dentro de un estricto margen de lo que ella considera correcto (implícito, pues le costaría mucho explicarlo con palabras). Por sus amigos y cercanos haría prácticamente cualquier cosa.
 
Historia:


Sobre su niñez no tiene recuerdos, prácticamente. Sus primeras memorias son de cuando tenía alrededor de diez años, y vivía como esclava en una arena de combates, junto a otros niños.


Crecieron haciendo trabajos de cocina o limpieza, hasta que tuvieron edad de empuñar armas. En ese momento fueron reemplazados por nuevos niños, y se les fue enviando a la arena junto a otros esclavos, para luchar.


Milenna demostró una habilidad innata y algo primitiva en el combate, siendo casi la única que parecía divertirse en ello. Salió airosa de la gran mayoría de combates, y logró sobrevivir en los pocos donde fue derrotada. La mayoría de los esclavos morían tras algunos meses de empezar a combatir, pero ella pudo sobrevivir varios años en ello, llegando a ganar cierta reputación en la arena.


El dueño de la arena siempre se jactaba del orgullo que sentía por su hijo, un capitán de ejército bastante afamado. A Milenna le irritaban esos comentarios, porque pensaba que era muy fácil ser capitán si eran los demás quienes luchaban por ti.


Un día, el hijo vino a visitar a su padre, y ordenaron a Milenna que sirviera las bebidas (solían hacerlo por la belleza que poseía, algo poco común en esclavos dedicados al combate). Ella aprovechó la cercanía con el capitán y le dio su “opinión” sobre lo fácil que era decir que luchabas bien si tenías a todo un escuadrón salvándote el culo. Claramente, esa opinión sentó como patada en la entrepierna al capitán.


Diez minutos después, se encontraba Milenna frente al capitán, en una arena improvisada en los salones del festejo. Todos los invitados habían hecho un círculo para presenciar el espectáculo… El capitán, homenajeado de la celebración, acabaría con la vida de una vil bruta en un combate singular a muerte, y así demostraría su gallardía y habilidad con las armas.


El capitán observaba a Milenna mientras los nervios empezaban a hacer mella en su semblante. Ciertamente, era muy diferente luchar mano a mano que por escuadra, y encima ella parecía estar disfrutándolo… No se veía como alguien que piensa en la muerte, ni en lo más mínimo. A Milenna le gustaba mucho la situación, ya que si ganaba podría reventar a ese arrogante, y si la mataban podría arruinar con su sangre las alfombras y el salón al cabrón del dueño. Era un escenario totalmente positivo en su opinión.


El combate duró mucho menos de lo esperado. El capitán empezó con un golpe descendente flojo, presa del nerviosismo, que fue parado por la espada de Milenna. Ella usó la mano libre para mantenerle cogido el brazo y se puso a darle patadas en la entrepierna como una posesa. Cuando el capitán cayó al suelo, ella recogió ambas espadas y gritó triunfal, totalmente divertida con el asunto.


Los guardias iban a cargar contra ella, hasta que la oyeron: “¡Combate a muerte! Su vida es mía… Como se muevan, me la cobro”


Todos en el salón estaban en silencio observando la escena. Era un momento realmente tenso… Bueno, menos para Milenna, que estaba teniendo el día más divertido de su vida.


El dueño de la arena se compuso, carraspeando y dando un paso adelante: “… Lo que quieras. Te doy lo que quieras, pero no lastimes a mi hijo…”




Al término del día, era una mujer libre. No tenía muy claro qué hacer con su vida, pero hay muchas cosas que la gente libre puede experimentar. También recordaba que en algún momento uno de los guardias más viejos le comentó algo de la masacre de una tribu, que calzaba con su llegada a la arena. No podía negar que le daba curiosidad conocer sus orígenes… Pero ahora era libre, y nada la obligaba a nada. Ya decidiría.

BlackBass

Mensajes : 30
Fecha de inscripción : 09/11/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.